cerramientos en terrazas porches

Cerramientos en terrazas y porches, ventajas

Los cerramientos en terrazas y porches es una opción cada vez más demandada por los clientes. Los cerramientos en estos espacios se han convertido en una alternativa muy utilizada, debido a la falta de espacio en la propia vivienda y por lo tanto, para un mejor aprovechamiento del espacio útil.

Tipos de cerramientos

Los tipos de cerramientos en terrazas y porches son muy diversos, utilizando fundamentalmente el hierro, el aluminio y el acero como principales materiales de construcción

cerramientos en terrazas porches

1. Cerramientos con puertas correderas

Es el cerramiento más habitual, realizado con material de aluminio. El propio salón se cierra con puertas correderas en cristal y con un enmarcado blanco, abriéndose paso al propio jardín. Es una extensión de la vivienda, lo que convierte a este rincón en un lugar magnífico durante todo el año.

2. Estructura en acero

Cabe la posibilidad de realizar un cerramiento solo en una parte del porche para conseguir dos ambientes diferenciados. El uso del acero tiene un doble contraste, es decir, un material frío y moderno que se contrapone con el ambiente de un jardín con vegetación.

3. Cerramientos en terrazas y porches con hierro

Son los más robustos y resistentes, perfectos para crear espacios exteriores que ganan en confort y suponen un ahorro en consumo energético. Este material se adapta a cualquier espacio, consiguiendo un ambiente agradable y rentable y sin que haya que preocuparse de las inclemencias meteorológicas.

Ventajas de los cerramientos

Entre todas las ventajas, destacamos las siguientes:

  • Ruido. El cerramiento en una terraza o jardín significa aislamiento de ruido. El grosor de los cristales y las estructuras de hierro o acero, impiden la transmisión de ondas acústicas.
  • Climatización. Son instalaciones idóneas que ayudan a aislar térmicamente la vivienda.  Actúan como una barrera.
  • Ecológica. Los cerramientos son totalmente reciclables, sobre todo los de aluminio. La elaboración de los mismos tiene un bajo coste medioambiental.
  • Aislamiento. Estas instalaciones protegen de las lluvias, el viento o la suciedad. Además, los cerramientos son muy fáciles de limpiar y tampoco se oxidan.
  • Seguridad. Es uno de los elementos más importantes, ya que el cierre disminuye el riesgo de hurtos e intrusiones en la propia vivienda.
  • Espacio. Con un cerramiento en terrazas y porches se aprovechan mejor los metros cuadrados de la vivienda . Por ello, se pueden crear otro tipo de espacios en el propio hogar, como por ejemplo una nueva habitación o un despacho.
  • Privacidad. Un cierre con cristales translúcidos es sinónimo de privacidad con respecto al exterior.


El cerramiento en terrazas y porches está en auge, sobre todo los construidos con hierro, aluminio y acero. Los beneficios en privacidad, comodidad y seguridad son indudables.


Contacta con nosotros y te asesoraremos acerca de la mejor opción para tu vivienda

Sin comentarios

Añadir un comentario